Los Baqueanos

Refugio de Enseñanzas

testimonios-demo700x400

Arriba bien arriba en el cerro, donde alcanzamos a agarrar aire fresco, el alma, tu mente y tu cuerpo adoptan medidas que rozan la locura, la locura linda de sobrevivir y compartir el silencio, la música y el alimento.

En donde parece haber poco hay mucho, mucha emoción, mucha paz, mucho placer, mucha hambre, mucha sed de crecer y aprender a vivir con lo sencillo, con lo importante.

Con vivir con uno mismo y vivir los procesos universales que llegan en llamaradas de imágenes y sensaciones, en forma de agua, de arcoíris, de truenos y caballos.

Acá arriba en el refugio, en la guarida del Chino, se pueden observar las estrellas y mucho más allá, y mucho más acá.

El crecimiento es es intenso y la tierra provee de la energía para comprender en donde estamos parados y con los corazones que estamos compartiendo, somos humanos de piel, latinos con sangre, conectados con el cosmos, el viento y la familia.

Un abrazo a Chino y Allíe por un interesante y ridículo intento de encontrarnos!.

Teko Pamies